miércoles, 30 de diciembre de 2009

Diario de....Cristinita: Propósitos para el año venidero


Enero de 2010


Ir al gimnasio, dejar de fumar, adelgazar 5 kg, estudiar nuevos idiomas, que te toque la lotería, ...

Es decir miles y miles de propósitos para el nuevo año que, apenas se cumplen o se vuelven a repetir de un año para otro. Pero, ¡no digamos las singulares tradiciones de "transición" al año siguiente!

Comer las uvas en familia, que el número de personas invitadas no sean 13, etc. Es decir, un singular ritual que pasa de generación en generación como una bala disparada desde una M16. Pero bueno, como no tengo ni idea de armas decir que desear que te toque la lotería, cuando no juegas o reunirse con la familia, cuando están todos muertos; es, por así decirlo, algo complicado.

Pero año tras año, cada uno de nosotros (o por lo menos, algunos pocos), realizamos un "feedback" hacia lo que hemos vivido, lo que nos ha ocurrido y lo que deberíamos haber hecho y no hicimos. Como consecuencia, nos resultará patético ver como apenas han cambiado las cosas o cómo lo que te propusiste hacer, la mayor parte ni te lo has planteado ni llevado acabo.

No hay que preocuparse, a la mayor parte de la población mundial le ocurrirá prácticamente la misma situación. Sin embargo, no me iré por las ramas e iré directamente a la situación. Porque para criticar cosas sin sentido ya está la Oposición al Gobierno y, para que veas las críticas, ya están los amigos, iré al grano.

¿Qué propósitos plantear para el año próximo?Veamos,....

1. Juntar a la familia una vez más. Problema: la mayor parte de mi familia se pegaría en un acto público, no se hablan o, incluso, están en conflictos con herencias y sepulturas. Es decir, que aunque nos veamos en los intierros, funerales o aniversarios; resulta improbable llevar a cabo este propósito. Descartado.

2. Que me toque la lotería. Problema: con el número de participaciones de 5 Euros que entre mi familia, y yo misma, hemos comprado; resulta un poco difícil que me pueda comprar una isla en Filipinas. Además, teniendo en cuenta que sólo lo compro en Navidad y, normalmente sólo 1 participación, se reducen bastante las posibilidades. Descartado.

3. Que tenga salud. Problema: estamos ante el cambio climático, la contaminación, la mutación de virus y compartimos habitáculo con una población que se dan más besos, a pesar de las advertencias sobre el contagio de la Gripe A; resulta muy probable que mi organismo no sea infalible y caiga enferma. Y eso sin mencionar las propiedades de los alimentos. Descartado.

4. Amor. Problema: En España, el número de parejas que se rompieron, según el ABC Digital, fueron de 131.060 parejas. Es decir, el 93% fueron divorcios, el resto podemos de hablar de separaciones por causas diversas: la convivencia, el desengaño, el desamor,....Por no hablar de otros numerosos motivos que están a punto de tambalear muchas de ellas. Como consecuencia, ¿amor? 47.980 de las separaciones acabó mal. Descartado.

5. Felicidad. Problema: se trata de una utopía, más semejante a Tomás Moro, que a cualquier realidad posible. No seamos ilusos, sólo hay que mirar las noticias de los medios de comunicación, pero no te preocupes, no cojas los pañuelos de papel de cocina, supongo que todavía hay momentos para sonreír, si no leer este blog. Descartado.

6. Atragantarse con las uvas el día de final de año. Problema: no existe aparentemente. Supongo que si no te atragantas no eres humano, pero eso sí, no te fíes cuando las compres sin pepita por mucho que sea más cómodo, es un engaño para después darte cuenta que te sigues atragantando igual, no se puede cambiar al animal que llevas dentro. No descartado.

7. No saber qué canal de televisión sintonizar para ver las uvas desde la Puerta del Sol. Problema: no existe aparentemente. Está completamente demostrado que aunque sea retransmitido por el canal X te atragantarás o te equivocarás en los cuartos, al pensar que son las campanadas. No te preocupes, a todos nos pasa y, además es algo natural, salvo que hayas prácticado tú solo en el salón de tu casa con el temporizador del horno, caerás igual. No descartado.

Conclusión, tras analizar mis nuevos propósitos para el nuevo año, sólo puedo decir que tengo dos cosas claras que no cambiarán de un año para otro: "Me atragantaré con las uvas pase lo que pase"


Bueno, querido diario, me despido hasta el próximo año, o en principio eso espero. Pero visto lo visto, no sé si moriré de un atragantamiento, aunque preferiría de empache a elegir.

P.D. Este año no he dejado suelta a mi madre y me he ido a comprar las uvas con ella. Pero, ¿por qué las uvas tienen que tener el tamaño grande? ¡Qué es imposible tragarlas! En fin, pero bueno, supongo que entre eso y las empanadillas que va a hacer mi madre para cenar, comenzaré el año de una manera extraña, ¡empanadillas! Y bajo la amenaza de las judías. A este paso creo que he sido adoptada y aún no lo he descubierto.


FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO A TODOS , INCLUÍDO A LAS EMPANADILLAS
Leer más...

lunes, 28 de diciembre de 2009

Los personajes : "Jud Raider"

Facebook, millones y millones de usuarios; Twitter, miles de millones de usuarios; Tuenti, millones de usuarios en España; Jud, 4876 imágenes con su cámara digital.

Hace escasos meses, Cristinita se adentró en el maravillosos mundo de Internet, se abrió una cuenta en Hotmail, Tuenti y Facebook; y decidió actualizarse poco a poco.

Sabía que no sería un trabajo sencillo y rápido pero, en una semana, después de consultar 825 veces sus cuentas de ususario, observó como tenía:

0 mensajes nuevos en la bandeja de entrada.
0 publicaciones en el muro.
0 imágenes y comentarios en el muro.

Desesperada, decidió buscar algunos amigos, colgar alguna imagen y actualizar su estado.

La siguiente semana, consultó 1500 veces sus cuentas de usuario y lo que ocurrió fue lo siguiente, tenía:

800 imágenes en las que se decía que salía.
34 comentarios en imágenes de amigos, de amigos de amigos y conocidos.
50 eventos que debía ignorar.
15 invitaciones a aplicaciones extrañas.
10 peticiones de amigos de desconocidos que debería analizar.
2 comentarios en el muro.

"Pero, ¿sólo 2 comentarios en el muro?", pensó para sí misma. La habían matado, se trataba de 2 comentarios en el muro que se resumían em:

1º Comentario, "¿Eres la prima de Pablo?"
2º Comentario, "Bienvenido a..."

Entonces, decidió acudir a a la única persona que la podía ayudar ante aquella situación, Jud Raider.

Su muro recibía 10 comentarios diarios, su tablón de fotos estaba saturado con sus viajes y, aparentemente, en su perfil parecía una joven bastante equilibrada.

Cristinita se puso en contacto a través de un mensaje privado que antes de acabar de redactar ya había obtenido respuesta:

"El pequeño saltamontes se ha convertido en una auténtica cigarra"

A partir de aquí, todo cambió. Cristinita se sentía tecnológicamente actualizada. Tenía amigos online con los que nunca hubiera imaginado hablar; amigos a los que le caía mal pero que estaban ahí; desconocidos sin ningún tipo de problema mental y numerosos conocidos. Ese día, Internet la marcó para siempre.

Pero, ¿quién era Jud Raider?

Jud, analizó su perfil en busca de algún error de seguridad o necesaria actualización; cargó algunas fotos y las etiquetó. Nadie manejaba ese mundillo como ella. Pero, de repente, el despertador sonó.

Era la hora Zulú del día H. Debía desaparecer. Se dirigió hacia la cueva de las instantáneas con su look de aventurera, posó ante la cámara, la colgó en la web y, con su movimiento de queso roquefort se dirigió a su nueva misión:

Nombre: Belén Esteban.
Ubicación: Desconocida (Belén está perdida).
Necesita ayuda para: Cambiar imagen de su perfil.
Posible conflicto: Andreíta es incapaz de reconocerla debido a un trauma.
Modo de detectar la autenticidad: Hacer que hable de Jesulín, si dice palabras "feas" es correcto.
Solución: No operate.

Con su cámara digital y su pc desapareció de su base dirigiéndose hacia lo desconocido y hacia su objectivo primordial, "salvar a Belén".

Allí iba la Doctora Jud Raider, a luchar contra la "mala conexión a Internet de los famosos"; los retoques digitales cutres y lo desconocido de la Red de Redes.

¿Quién sería capaz de enfrentarse a ella?
Leer más...

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Historias disparatadas: Crepúsculo Fu (Prefacio)

Crepúsculo Fu


Prefacio


Nunca me había detenido a pensar en cómo iba a ponerme mi traje de Taekondo (abandonado en el fondo de mi armario), aunque me sobraban los motivos después del ataque de Jud. Pero me había imaginado con anterioridad esta situación.


Con la respiración lenta, la mirada fija en mi oponente y mi postura del mono; estaba preparada para acabar con ella. Ésta me respondió con la mirada maligna.


Nada es fácil en esta vida, pero mucho menos para una persona como yo. El suculento y atractivo plato de espagettis a la carbonara me aguardaba con locura en la encimera de la cocina.


Seguramente, oler un plato frío en lugar de otro recién cocinado era algo molesto. Incluso difícil de comprender, debemos de puntualizar.


Sabía que no ocurría aquello de no haber visto aquella imagen pero, molesta como estaba, no me preocupaba lo que había decidido.


Cuando sólo te queda una salida para defender tu honor y disfrutar la gloria, no es extraño imaginarse la situación.


Sus armas me sorprendían: un ratón de ordenador-garrapator y una cámara de fotos, para dar testigo de su victoria. Mientras, en lo más alto, durante el Crepúsculo, yo misma, Cristinita, con mi pluma mágica "made in Japan"; mi capacidad mental y mis movimientos de Kun- fu; eran todo mi arsenal.


Nuestro objectivo, el joven y atractivo Edward Cullen, que se había perdido.


La lucha fue implacable. Duró horas y horas hasta que, la joven aprendíz de padawan usó su cámara como un arma letal. Enfocó con cuidado y disparó. Una ráfaga potente de luz surgió ante nosotros.


Tras esto, un golpe seco y luego, silencio. El Crepúsculo reapareció, pero al observar a mi oponente éste había desaparecido de la escena.


Éste había colocado mal la cámara y en ese instante se encontraba divisando con exactitud todas las constelaciones de la última película de Amenábar, Ágora.


No respondía a mis gestos de lucha. El rey había caído y la pequeña Jackie Chan había ganado limpiamente el combate.


"Nunca subestimes a tu enemigo, éste puede sorprenderte", decía mi yoda personal.


Y ¡de qué manera!, ¡de qué manera!


Leer más...

martes, 22 de diciembre de 2009

Diario de... Cristinita


Diciembre de 2009

¿Por qué el preguntar 4 o 5 preguntas resulta tan molesto? Porque no sabes que contestar o ¿por qué un otro porqué con otro porqué agobia? No lo sé, y tampoco lo entiendo.

Hoy desayuné en mi enorme tazón de "Mortadelo y Filemón" y me propuse hacer la prueba con la única persona que sabía que no se iba a alterar, en principio, a primera hora de la mañana, mi madre.

Mi madre, para quien no la conozca, es casi como "El abuelo" de Manolito Gafotas, "El aliado incondicional" en esos momentos en que uno se encuentra hecho polvo, fatal, y la única persona que te comprende a 5 km a la redonda es ella.
En definitiva ésa es mi madre, una "choni" que se entera de todo sin salir de casay monta un dispositivo de búsqueda cuando te retrasas 5 minutos y 1 segundo de la hora prevista.

Sin embargo, esta mañana, pillé a mi madre con la guardia baja, esperando a poner a prueba mi estudio. Pero formulé la pregunta que no se le debe decir a una madre hasta tener claro en una lista, las ventajas y desventajas de formularla:

- "Mamá, ¿te puedo hacer una pregunta?", me puse seria.
- "...", silenciosa ella no contestó (dando a entender un sí omitido).
- "¿Por qué un porqué con otro porqué es otro porqué con el mismo nombre?", pregunté.

Logré llamar su atención y ahora me miraba con cara estrañada. No tenía ni idea de lo que le preguntaba. Entonces pregunté con firmeza:

- "¿Por qué no me voy a vivir a Salamanca?"

Yo era una fan de Amaia Salamanca, así que me pareció obvio proponer ese lugar, un fan es fan incluso para elegir lugares.
Pero lo que ocurrió después fue imprevisible, incluso para mí.

Sus ojos cambiaron de color, como un vampiro, su respiración comenzó a tener el ritmo de la Macarena; y su voz pareció estar poseída por la hermana gemela de Llongueras.

- "Pero, ¿tan mal te trato? ¿Tan mal estás aquí?".

La había cagado, el síndrome del "nido vacío" había resurgido y mi madre era el pollo que veía como su nido se quedaba solo. No sabía como pararlo. El tazón tembló ante la situación.

- "Es que ninguno de tus hermanos se comportó así", seguía despotricando.
- "Pues me parece muy bien, ya sabrás lo que es. Pero que te quede claro, que si te independizas será con todas las consecuencias".
- "Que esto no será un Hostal".

Dios, la había armado. Había abierto la Caja de Pandora y debía cerrarla ante posibles efectos adversos irreparables.
Así que, hice lo único que podía hacer, continué desayunando.

El tsunami pasó lentamente, después de que algún que otro daño colateral hiciese su aparición por última vez.
La respiración fue relajándose poco a poco (nunca se sabe cómo puede responder una madre cabreada).

Entonces, saqué mi hoja de registros de mi escala de observación. Me miró con ojos de besugo en lata.

- "Pero, ¿qué es todo esto?".
- "He analizado tu comportamiento y he llegado a la conclusión de que a una madre cabreada no se le puede formular ciertas preguntas hasta llegar a los 34 años y tener experiencia en el arte de la argumentación. Sino es una guerra perdida antes de formularla. Por cierto, deberías de consultar a tu médico o farmacéutico, creo que te has sentido como un pollo que ve como sus polluelos abandonan su nido en lo alto de un manzano; y eso, en mi opinión, no es algo natural".

Permanecí callada durante 7 minutos y 18 segundos. El silencio se cortaba con el filo de un cuchillo. Terminó su café, tragó delicadamente la última gota de su recipiente. Me miró a los ojos y con su poder psicológico me dijo:

- "Comeremos judías durante toda la semana. Piensa en lo que acaba de suceder".

En ese momento, morí de muerte súbita, mi mente se contrajo. Adiós a los macarrones con tomate, a los espaguettis a la carbonara, ...

Ese día comprendí como se siente un científico cuando pasan de él y que lo que decía Marlon Brando en el Padrino era verdad, "Con la familia no se juega".


Leer más...

Historias disparatadas: Cristinita y la adopción del macarrón


Hace unos cuantos días, Cristinita salió a la calle (hasta ahí algo normal) cerró la puerta y esperó. El ambiente le decía que algo había cambiado, y no porque dejara su mesa de trabajo, junto con sus preciados libros, sino porque un olor curioso le invadió su esquisito olfato. Miro a ambos lados, observó al cielo y luego se percató, ¡¡allí estaba el origen del misterio!No es que oliese mal el ambiente si no que su olfato CSI había descubierto la prueba del delito!!Alguién había dejado abandonado un macarrón en la puerta de su casa!!!



"Pero, ¡¡qué desconsiderado!!", pensó ella. Mientras, la vecina cotilla del 2º la divisaba desde su mirilla de la puerta, como un detector de personas se tratase.

Así que, sin comerlo ni beberlo el macarrón fue adoptado, vivió una vida de placer, tranquilidad y paz; hasta que sin querer fue a visitar a unos fideos que vivían en el bote azul, su vida pasó por delante de sus ojos y descubrió lo relajante y espachurrado que se sentía al visitar un spa.
Ese día, Cristinita ya no lo volvió a ver más, aunque lo recordaría cada vez que hacía su maravilloso fideguá.
Leer más...

Se comenta por ahí...

Lo más visitado