viernes, 29 de octubre de 2010

Diario de...Cristinita: La clase de defensa personal

"Cristinita y la clase de defensa personal"


Observar coimo mi hermanísima intenta aprender a calcetar sin cometer ningún error tras 14 horas, 72 vueltas o más, 842 errores, olvidos de puntadas y 5 veces deshaciéndola- volviéndola a hacer para cometer de nuevo el mismo error; es tan superapasionante que ha supuesto, tras una amenaza a mi integridad mental, que vaya a pedir consejo a mi monitor- gorila de defensa personal para autoprogerme. Aquí están las lecciones básicas que deberemos de ter en cuenta.

  1. Intentar no agredir al profesor cuando te está intentando enseñar algún movimiento al estilo Jackie Chan.
  2. Que tu compañero de clases se tire al suelo cada 5 segundos, hasta cuando le tocas en el brazo con un dedo, no siempre indica que tu fuerza de guerrero samurai haya influido en él.
  3. Los guerreros no bailan cuando están luchando a muerte.
  4. Que el profesor se ría de tus movimientos de samurai no indica que lo seas.
  5. Lesionar a tu familia para practicar nuevos movimientos puede provocar que te des cuenta de cuántos inocentes hay en el mundo.
  6. Enseñar a tu madre nuevas fórmulas de ataque hacia las "palomas que cagan en todos los lados", está bien para las películas made in Hollywood, puesto que dejar de ver la imagen de una "chalada" colgada por una ventana, acompañada de un perro que ladra sin tener muy claro a qué, con la única finalizar de "asustar" a uno de esos ejemplares (que la mirará curiosa y acabará pasando de ella), no tiene precio.
  7. Practicar como si fuese una situación real es, exactamente, eso. Así que no digas tus movimientos.
  8. Que tu profesor te diga que te defiendas, lo observes, analices sus 100kg largos de volumen; te pongas en la posición del "mono", saltes y alces un puño en alto, no quiere decir que lo vayas a machacar.
Si tras estas lecciones magistrales aún sigo observando como mi hermanísima intenta no volverse a equivocar por 15ª vez consecutiva, no me desesperaré y no echaré a correr, puesto que aún seguirá ahí. Simplemente, cogeré un cogín, cerraré el puño y seguiré practicando como un samurai. Puesto que Karate Kid no se hizo en un día y la hermanísima algún día terminará. Sólo intentaré golpear el cogín, hacerlo picadillo y no acabar con la madre superiora preparando "manos troceadas".

Leer más...

martes, 7 de septiembre de 2010

Historias disparatadas: Cómo decirle a alguién que deje de mandarte 800 mails al día.


"Estibalator de la Internete"

¿Quién no ha conocido alguna vez a alguién que fuese capaz de mandarte más de 800 correos electrónicos diariamente? ¿O quizás algún amigo que te haya enviado el mismo mail que el resto de tus amigos virtuales, en el que, tras 22 diapositivas power point, termina amenazándote con una muerte cruel si no lo reenvías?

Porque, ¿quién no ha sufrido el acoso psicológico de una "cadena" enviada a través de un correo electrónico? Si tú eres esa "excepción", te doy mi enhorabuena y disfruta de no tener la bandeja de entrada colapsada. Pero no te preocupes, si todavía no te han llegado, pronto lo harán.

Sin embargo, ¿cómo es el perfil de esa persona que suele mandar este tipo de correos electrónicos (porque, simplemente, si tuviera que pagar los 34 céntimos en sellos, jamás se saturaría de buzón de correos; salvo que trabajase para una empresa de publicidad); a los que bautizaré como "friendly spam" o "correo agobiante amigable", traducido de aquella manera al español?

Quizás describiría a una persona de mediana edad, sitúada en la flor de la vida; con conocimientos de internet a nivel usuario; capaz de firmar sus correos electrónicos, además de hacerte memorizar una determinada frase en tu subconsciente "dále al maldito CC de tu correo cada vez que envíes un mail a alguién" (un CC que jamás estará al 100% visible en tu mail y que, por vagancia y rapidez, pasarás de localizar para mandar 1 SÓLO MAIL A 1 SOLA PERSONA; pero que después de una ojeada y mandarlo, verás el botón CC y aparecerá el remordimiento, acompañado de la frase anterior); capaz de manternerte informada de todas las oposiciones del Estado, aunque tú sólo te presentes a una; ser capaz de estar enganchada al ordenata durante más de 4 horas, aunque tenga que madrugar al día siguiente, para darte consejos y apoyarte; una persona algo loca y desiquilibrada; nueva descubridora del facebook y de los enlaces; capaz de mandarte un número considerable de correos electrónicos repetidos porque no se acuerda, al cabo de un tiempo, de cuáles envió y cuáles no; que le gustan los gatos, sólo porque tiene su foto de perfil con un gato, si no por los 5 correos sobre gatos que te ha enviado y que has tenido que ver porque en el asunto del correo, "aparentemente" no te hacía sospechar sobre el contenido oculto en él; etc; ect.

Porque la verdad son numerosos los aspectos que podríamos describir de este nuevo "spamer" amigable que, quizás, todos hemos conocido alguna vez.

En mi caso, responde al nombre de Estíbaliz o "Estibalator del Internete", única en su especie. Capaz de usar sus ojos con infrarrojos para ver a través de la pantalla de su ordenador (algo aparentemente normal). Pero quizás y sorprendente, no sea eso, si no que sea capaz de leer más allá de su monitor del Neolítico y descubrir las letras Arial 12 de un documento de texto, sin cometer ningún tipo de error; puesto que la pantalla lleva tiempo pidiéndole una jubilación anticipada y unas vacaciones permanentes, al no dominar mucho lo del tamaño de la resolución.

Sin embargo, esto no ha evitado que mi filtro de mensajes de mi correo electrónico se haya vuelto loco y ya no es extraño localizar mensajes de "Estibalator" en: bandeja de entrada, correo no deseado, borrador, mensajes enviados, vista rápida, mensaje personal de space,...

Entonces, mi pregunta crucial en estos casos, ¿qué debería hacer?

  1. No encender jamás el ordenador como hacen "algunos", al darle pereza que el ordenador vaya lentísimo por no formatearlo desde hace 8 años.
  2. Decirle claramente: "Sólo 1 correo a la semana, como hizo la borde de mi hermanísima".
  3. No agregarla como "amiga" voluntariamente a ningún tipo de espacio personal.
  4. Crearme 8 tipos diferentes de correos electrónicos y darle la dirección de 7 para que reparta los correos.
  5. Pedir donaciones para que actualice el monitor y deje de saturarme la bandeja de correo electrónico.
  6. Volverme tradicional y mostrarme en contra de los correos electrónicos en favor de los correos de sobre y sellos.
  7. No decirle nada, para poder seguir metiéndome con ella cada vez que la veo.

Uf, una decisión complicada. ¿Vosotros qué haríais? Quizás escogería la opción número 7, aunque desde aquí hago un llamamiento: "Estibalator a ver si nos vemos que entre la academia, el trabajo, los estudios, las clases, los exámenes, las oposiciones y una cita a través de tu secretaria a la que llamas "Agenda"; creo que la 7ª opción no es la más acertada.

Y ahora que he empezado a meditar en profundidad, creo que me voy a volver conservadora. Por eso, te enviaré mi dirección postal para que me reenvíes tus correos sobre gatos locos. Los espero con gran entusiasmo y no te preocupes, aunque no use el ratón del ordenador, me hago una idea mental de cómo es.

PD. DESDE AQUÍ CRISTINITA APUESTA POR UNA BANDEJA DE ENTRADA DEL CORREO ELECTRÓNICO MODERADO Y AGRADECE QUE SE ACUERDEN DE ELLA.

Leer más...

domingo, 8 de agosto de 2010

Historias disparatadas: Cosas que no deberías decir, pero que siempre se dicen. Vol.I



  • "¡Uf, permíteme dudarlo!"
La primera frase de esta nueva sección del blog es quizás una de las más profundas y repetitivas que llevo escuchando a lo largo de toda mi vida. Esta frase, maldita cuando es pronunciada, indica duda; confusión y que, para la persona que la dice en voz alta, será la perdición. Puesto que está demostrado que aquello de lo que desconfía se llevará a cabo justamente todo lo contrario de lo que inicialmente creía que sucedería.

  • "Yo no digo nada, pero..."
¿Quién jamás escuchó alguna vez a alguién decir esta mítica frase? Usuarios tipo han sido quizás, las más comunes las madres, las abuelas, algún que otro amigo "tocanarices" o esa gente cercana a la que llamaremos "familia". Pero, ¿cuáles han sido sus efectos? Quizás los más comunes fueron las "dudas existenciales"; "darle vueltas a las cosas" o, simplemente, que los nervios aparecieran en forma de "cabreo monumental". Las razones son claras, cuando se menciona esta frase corta, a pesar de no decir nada, siempre, siempre se dice algo a modo de coletilla para puntualizar y dar una opinión "en cubierto"; convirtiéndose en un ataque psicológico que deberemos de analizar y tener muy en cuenta , que siempre se dice desde "el cariño". Al que se verá acompañado de un "ya te lo dije yo..." o "ya lo sabía, si me hubieras hecho caso desde un primer momento..." Ante esto, sólo queda una cosa, armarse de paciencia y de mucha, mucha calma.

  • "Ya te llamaré".
No te preocupes, no lo hará. Cuando escuches esta frase demasiado frecuente en nuestras vidas deberás de tener una cosa muy clara, deja de estar pegado al teléfono porque, simplemente, no te llamará. No porque no tenga tiempo, ocurriese un ataque nuclear o estuviese rescatando un gato que estaba en un árbol; si no que no tiene la menor intención de llamarte y no pensará en hacerlo próximamente.
Ventajas: puedes hacer cualquier tipo de actividad que te propongas; no habrá nadie que te fastidie el plan y no estarás pegado a un teléfono esperando una llamada (y dejarás de mirar el móvil, por si ha llamado y no te has enterado).
Leer más...

jueves, 29 de julio de 2010

Diario de...Cristinita: El veranitoo


Julio

Ya estamos en el mes de julio, ¿por qué? ¿por qué?¿por quéééé????????Próximamente será agosto, luego septiembre, etc. Volviendo después de nuevo a comenzar. ¿No se cansará el calendario de hacer siempre lo mismo? ¡Mira qué es aburrida su rutina! ¡ Es que encima no para! ¡Cómo me gustaría quemarlo, en algunos momentos, en una hoguera, a lo estilo Buffy Cazavampiros; cuando los días pasan y pasan sin parar!

Y es que, este mes me he ido al campo, rodeada de ovejas, cabras y de mucho, mucho verde. Lo cuál ha supuesto una relajación neuronal sin precedentes. He abandonado mi ambiente urbano y me he dirigido a un ambiente cabruno propiamente dicho, más del estilo "La casa de la pradera made in Spain". Y como no podía faltar, ¿quién me ha podido acompañar en este duro tránsito de mi vida? La madre más cool de todas, mi madre.

Como consecuencia, el traslado ha supuesto una nueva entrega de "Supervivientes". Casi 20 viajes para un traslado a la auténtica selva; y es que, la verdad, debí de haberme ganado el cielo con la cantidad de cosas que tuve que traerme de la ciudad; eso sin contar las 97 escaleras que tuve que subir y bajar varias veces; la búsqueda de aparcamiento para poder trasladarlo todo y, además, las numerosas quejas de la madre superiora ante semejante despliegue de medios: "Pues bien que cómeis...Tendré que llevar algo" (frase que acompañaban mis numerosas protestas).
Hombre, si en eso no le quitaba la razón pero, tal vez, ocupar varios congeladores y un mueble; además de sobrar tanta comida, al no entrar en ningún otro lado, ¿no suena algo exagerado? Bueno, no hay que preocuparse porque, tampoco ha sido para tanto, según ella, la mayor parte de las cosas eran mías.

En fin, al fin la paz tan buscada, aunque mi relajación pronto dejará de ser tan relajada; ya que, en breves llegará el final del verano y comienzará de nuevo el duro labor de estudio. Pero, como dijo una vez mi hermanísimo: "Yo eso lo estudiaba sólo con mi olfato, como me enseñó la chupiministra de Defensa".

Así que, rodeada de tanta naturaleza, mis nervios aún no están a flor de piel. ¡Y es que las cabras qué paz transmiten! Se ponen a pastar y ahí andan, a su "rollo", con su vida; sin preocupaciones. De vez en cuando, algún "castrón" (masculino de cabra) las acecha y les joroba la relajación. Pero, ¿eso no nos pasa en nuestra vida diaria? Es que las cabras, ¡qué similares son a los humanos y qué poco se les tiene en cuenta!

Existe:

- La cabra trabajadora, la que dirige, recoge los alimentos y va a su rollo.
- La cabra vaga, que medita los pros y los contras; luego descansa. ¿Para qué esforzarse?
- La cabra inteligente, observa a todas las demás y luego actúa.
- La cabra tonta, que siempre se pierde estando rodeada de otras.
- La madre cabra, la protectora ante intrusos ajenos.
- Por último, está el castrón, que a pesar de no ser muy agraciado el pobre, las tiene a todas las demás loquitas.

Aunque bueno, ser el único en varios quilómetros alrededor y oler tan de aquella manera, las pobres cabras estarán atontadas y por eso, quizás, se dejen seducir por sus encantos (razón por la que todas tengan cuernos).

Entonces, lo que no entiendo es por qué no se las valora más si prácticamente es un símil con el comportamiento del ser humano. ¡Es que los científicos son tan peseteros que para ahorrarse un céntimos prefieren gastarse el dinero en ratas en vez de cabras! Pobres, ¡infravaloradas!

Pero ya estamos terminando julio, con un calor asfixiante y con pocas ganas de hacer nada, salvo la de analizar las cabras de mi vecino o ponerme morenita al sol. ¿Qué más se puede pedir?

Es que la vida puede ser tan estresante y agotadora.....
Leer más...

jueves, 3 de junio de 2010

Diario de...Cristinita: Exámenessssssssssssss


WARNING: Ante la inevitable llegada de los exámenes de Junio, Cristinita se despide de vosotros hasta nuevo aviso, debido al estado de shock en el que se encuentra. Pero esto no es un adiós definitivo si no un "hasta luego". No sufráis seguidores, Cristinita promete volver más loca aún, con sus historias disparatadas, y con su maravillosa vida. ¿Podréis superarlo? En breves más....
Leer más...

jueves, 6 de mayo de 2010

Los personajes: "La cuñadísima"



La "cuñadísima"


Nombre en clave: Monic.
Apodo: "Cuñadísima".
Mote: "Supermamá".
Edad: "¡Eso no se pregunta!"
Estado civil: Arrejuntá.
Hijos reconocidos: 1.
Hijos no reconocidos/ sin descubrir todavía: 0
Misión: Finiquitá tá tá la Ley Antitabaco del gobierno de ZP.
Duración estimada: Indeterminada.


Como todo el mundo sabe, la "cuñadísima" es aquella persona que se une como una solapa a una familia tras haberse casado, arrejuntado o cualquier otro tipo de nuevo término actual, a un hijo (término masculino de hija); pasando a convertirse en "la colega".

"La colega", tiene un poder de adaptación brutal: le encantan los cotilleos, se aleja de los conflictos y es "políticamente correcta". Sin embargo, tratándose de pequeños "vicios", es capaz de ser una auténtica experta.

Pero, ¿cómo lo sé? Sencillo, analizando a esta curiosa especie en carne propia, con la "coleguita de mi cuñada".

Aunque, comencemos por el principio.
Mi particular "cuñadísima", a nivel general, es una maestra jedi. Corta como nadie el lacón asado de mi madre, pudiéndo hacerte picadillo en el momento exacto en el que le parezca oportuno, debido a unos orígenes un tanto "oscuros" (carnicera del Froíz); sin olvidarnos del manejo de los cuchillos, al ser capaz de cogerte un cochinillo y elaborar, en tan sólo 2 minutos, el embutido y el paté ya prepadado con sólo la ayuda de un cuchillo del postre. A pesar de que, en eses momentos, veas como el sudor de su frente se desliza lentamente, mi "cuñadísima" no mueve ninguno de sus ojos; concentrada como se encuentra.

Pero quizás, lo que más me sorprenda sea la velocidad radar para desaparecer del campo de visión óptico.
En ese instante, se desliza sigilosamente hacia la ventana, se asegura de llevar todo lo necesario (movil, cerillas, el chupete de la nena, mechero, cigarrillos,...), para disfrutar al máximo de ese momento de placer al que llamaremos "el cigarrillo en el fumadero".

Nunca me he puesto a cronometrar la frecuencia de asistencia al "fumadero", pero estoy segura de que tiene un tiempo estimado de duración.

Hace escasas semanas, cuando mi madre cocinaba su especialidad de la casa, "el lacón asado made in UE y puro cerdo gallego"; tuvo lugar una situación impredecible, indiscriptible por la brusquedad de la situación:

"¿Quién cortaría aquel pedazo de "bicho"?"

1º Si lo cortaba la madre number one (mi madre), nos quedábamos sin hacer dieta esta semana; las patas serían para ella y con los trozos de carne cortados, alimentarían sólo a 4 personas.

2º Con el hermanísimo, tendríamos un conflicto seguro. Primero, por los utensilios, que serían inadecuados (según él), por ser de baja calidad o no seguir alguna normativa ISO; y segundo, por la forma de cortar, puesto que debería de seguir las instrucciones del Kit de "supervivientes"; regulado por el Gobierno, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Defensa, la UE, la OTAN, la ONU y, por último, la madre que los creó a todos.

3º Con Ana Mari, la hermanísima, se necesitaría un croquis especializado de animal; valdría cualquier cuchillo, pero con unas instrucciones claras y precisas sobre cómo cortar el lacón. Finalizando 5 horas después de lo previsto, y el lacón asado, desfigurado a lo Joan Miró.

4º Conmigo, el cerdo se cortaría a cámara lenta, puesto que Ana Mari se ofrecería para ayudarme, eliminándome de la situación; mi hermanísimo intentaría enseñarme el nuevo despecie según según la "chupiministra de defensa"; y, por último, mi madre tendría miedo de quedarse sin comida y pondría el grito en el cielo al verme con el cuchillo, ante su creación.

Ante este extraño momento de crisis familiar, en escena aparece ese "espécimen" único y especial; que observa la escena, "mi cuñadísima".
Ésta se dirige al "fumadero", enciende un cigarrillo, se asegura de llevar todo lo necesario; medita 10 veces los pros y los contra de la situación; hasta que por fin, tras un cigarrillo, decide entrar en acción.

Mete su mano en el bolso-maleta made in China, localiza un objecto contundente, lo saca. A continuación, no dice nada, no pestañea, no sonríe y finaliza pasando de nosotros literalmente.
Se dirige como una auténtica fiera inquieta hacia su presa, hace 4 movimientos made in Froiz (y de experiencia propia), sobre el lacón, hasta que, sobre la mesa, ya no reposa un lacón de cerdo; si no un solomillo Estrella Michelín, sin hueso, sin grasa y finamente cortadito en rodajas.

Al acabar, dejando atónitos a aquellos que la observan atónitos, mira a su alrededor, coge un cigarrillo y desaparece como un fantasma en una casa abandonada. Aquella semana, "mi cuñadísima" se convirtió en una auténtica terminator del picadillo.
Leer más...

jueves, 15 de abril de 2010

Los personajes: Ana Mari, "la hermanísima"


Hawaii 5.0.

La música suena en mi radiocasette, con mi lector de mp3 comprado en el hiper chino de mi barrio, made in china. Cuando de repente..., en la distancia.... algo rubio, alto y con caminar "supermegahiperrápido"; se aproxima a una velocidad a la que la Guardia Civil, con sus nuevos radares, no es capaz de detectar.

¿Será un ser humano? ¿Será un ser extraño?

Ese objecto no identificado se aproximaba hacia mí mirándome de manera inquisitoria. Hasta que, en un momento determinado, reaccioné.
Mis piernas temblaban y mi mente se nublaba. ¡Ana Mari! NOOOOOO

Pero justo, en el instante en el que trataba de volatilizarme ya estaba ante mí.
Eran las 20: 30, 4 segundos y 55 milésimas hora zulú de un día H.
El sudor empezaba a resbalar por mi frente; mis dientes temblaban; y aún así, su expresión no cambiaba y empezaba el interrogatorio.

"¿A qué hora la viste? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Exactamente...? ¿Estaba presente? Es mejor que estuviera...¿Qué te dijo? ¿Está soltera, casada o divorciada? ¿A qué hora ocurrió todo? No sé yo. ¿ En qué momento del día sucedió? ¿Estás segura? ¿Dónde estabas tú? ¿ Me enseñas la 5ª copia de seguridad para asegurarnos, por si las moscas? Es mejor que hagas otras 8 copias más por si acaso. ¿Y tienes la conversación exacta reescrita a varios formatos, con 5 copias de seguridad? Permíteme dudarlo. Bueno, ejem... El hijo de no sé quién no lo hizo de la misma manera. Pero, ¿estás segura? ¿Fijo? ¿Se lo preguntaste? Envíamelo por mail. Bueno, no, que se me cuelga el ordenador, formateado cada 20 días; debe de tener algún virus. ¿Me lo puedes imprimir tú? Para una cosa que te pido... Es que no tengo tiempo. Uf, me llama mi chupiamigaloca igual que yo, uf."

Tras esto, desaparecía con un suspiro profundo. ¡Momento de relax! Hasta que nuestro espécimen en vías de extinción se deplazaba en 1 segundo, con sus botas de montaña; sus pelos y su expresión de "no me fío ni un pelo de lo que estás diciendo"; a pesar de que llevas intentándole decir durante 50 veces que:

- Te vas a ir a meditar al campo, para camuflarte entre ovejas.
- Nuestra madre (sí, nos une un lazo familiar profundo, puesto que es mi "hermanísima, la sensata- agobiante- loca, Ana Mari) planea modificar la decoración del hogar familiar con sus nuevos cuadros pictóricos, realizados por ella misma; y que le importa poco o nada otras opiniones al respecto.
- Nuestro otro familiar (mi hermanísimo, el soldadito de plomo, Javierito), no sabe cuando hará acto de presencia, aunque será en breve espacio de tiempo. Pero antes recorrerá el Amazonas en lancha motora, luchará por la libertad, el cambio climático y un sueldazo que te cagas en las bragas.

Hasta que, en un momento de relajación, Ana Mari observa con los ojos expectantes un panel de montaje de una estantería. Suspende su labor inquisitiva, un brillo atraviesa sus ojos, un mechón de pelo parece que crece y quiere salir a pasear.

"¿Y eso? Déjame a mí, quiero hacerlo YO SOLA. ¡Yo lo monto!"

Como una niña, sin esperar autorización, se decide a inspeccionar, al igual que un Yorshire, la novedad.

El milagro se hacía, Ana Mari, estaba entretenida. ¡Por fin podía escuchar Hawaii 5.0!
Mi mente descansaba de tantas preguntas, el estado anímico volvía a ser normal y la duda quedaba apartada momentáneamente.
Mientras, Ana Mari se encontraba disfrutando de su "momento Bricomanía"; a pesar de que sabía que se había "cargado" 4 tablas, al confundirse en los nº de las instrucciones de montaje; había perdido 4 tornillos y otros 4 no encajaban donde tenían que encajar , al haberse equivocado; el destornillador había muerto; y el precinto se encontraba desaparecido.

Después de 8 horas de duración (frente a las 2 horas de tiempo estimado de montaje, según el folleto), el resultado era similar a la de una estantería. Estaba supercontenta y realizada. Pero tras eso, venía el momento más tenso:

"Ana Mari, lo puedes llevar a tu casa", le dije.

"Ufs, ¿y llevarlo así? ¿Qué se vea todo? Paso, lo llevo otro día, cuando venga a comer o si no, Cristinita, si te coincide pasar por mi casa... Es que, total, sólo tienes que recorrer 2 manzanas, bajar 97 escaleras y subir otras 7. Así que si te coincide... ¡Es que yo no tengo tiempo! ¿Qué te cuesta?"

Traducción: tener en cuenta que tienes que ¡Estudiar! y otras 40 cosas más, coincidir, coincidir va a ser que no.

Busco ayuda, miro a mi alrededor y localizo al único ser con autoridad momentánea, nuestra madre, que acababa de dejar de preparar la comida y que miraba con esa expresión que apenas transmite nada, levantando el cuchillo de la tabla de la carne (salvo la de..."¡Para una cosa que te pide tu hermanísima! Como no lo hagas... ¡Judías!").
Así que, de manera voluntaria accedí a ayudar a Ana Mari, mi hermanísima, cuya ex-profesión frustrada era la de Policía Local de Lugo; puesto que otra explicación posible, ante las 800 preguntas que puede formular para solucionar 1 simple duda existencial, no existe todavía.



Leer más...

lunes, 5 de abril de 2010

Diario de... Cristinita


Abril de 2010

"La Semana Santa"


¡Ya estamos en Abril! ¡¡Yohuu!!Y la verdad es que, según mi semihumilde opinión, nos encontramos en el “ecuador” del año. Sí, no estoy soñando, ni dormida, ni media flipada; puesto que, para alguien como yo, que lleva desde los seis años integrada y adaptada al calendario escolar actual (como si “el colegio”, ésa institución peculiar, me siguiera). En breves, llegará el veranito y con él... “Vacaciones de veranos par ti,...”; y es que ya ha pasado la Navidad y recientemente la Semana Santa. Así que es normal que “la boca se me haga agua y el culo caramelo” como se diría en mi familia.

Aunque la verdad es que en breves nos tiraremos a la bartola, los que podamos, y no haremos nada. Pero, entonces, ¿qué ha pasado en mi Semana Santa?

Uf, la verdad es que de Santa, Santa ha sido poca; aunque iglesias se divisó alguna que otra desde la distancia. Ya os podéis imaginar a Cristinita preparada, con su traje semiarreglado de penitente, para desfilar en algunas procesiones de Semana Santa catalanas. Y es que, Cristinita decidió viajar a Barcelona, pese a ser del Real Madrid y asmática, y quizás la única penitencia que vio fue la de madrugar para desayunar; y es que Barcelona, ¡cómo es! Primeramente, es grande, no cabe duda; y humilde (sólo hay que ver la fuente de los seguidores del Fútbol Club Barcelona, que grande, lo que se dice grande, no es) en casi todo su ser, exceptuando en los precios para entrar a ver la Sagrada Familia, la Casa Gaudí, el Acuarium, los museos, las discotecas, los clubs, etc.

Aunque tengo que reconocer que impresionante fue bastante.

Visité numerosos lugares interesantes y vi numerosas fachadas; me dejé guiar por los bestsellers y descubrí que los horarios de entrada a los recintos se respetan; descubrí una cultura única, la de la diversidad y la sujeción del bolso por si las moscas; analicé la supervivencia de comer casi toda una semana pasta y arroz en mi residencia, sin morir en el intento, sobreviví en el metro sin casi confundirme con mi dirección; y, fundamentalmente, aprecié el valor de ver el sol diariamente, junto con una agradable temperatura ( 24ºC), digna del clima mediterráneo.

En contraposición, al llegar a mi “supermansión”, me recibió la lluvia, 6ºC de temperatura en el exterior; sopita de verduras y platito de lentejas; la cama no se había movido de su sitio; la diversidad se volvió monocromática y, la sujeción de mi bolso pasó a ser:

  • ¡A ver qué regalitos nos traes!

El metro dejó paso a las callejuelas de una ciudad desierta, con escasos habitantes en vacaciones. Mientras que, los lugares interesantes a visitar se resumieron en la “aldea” y los numerosos temas que me quedaban por estudiar.

Es decir, un choque brutal contra el parabrisas de mi mente, similar al de una “china” muy cabreada. Y es que, ¡no se puede viajar a lugares exóticos! Luego, pasa lo que pasa:


  1. Que te tienes que pelear con peregrinos y ancianitas cara duras que se intentan colar en el bus de vuelta a tu hogar (ante el terror de esperar tres horas más en el aeropuerto).

  2. Intentar conciliar el sueño en escasos centímetros, mientras intentas no pasarte de tu parada y volver al origen; para luego volverte a pelear de nuevo con los peregrinos.

  3. Establecer un diálogo aunque te encuentres semiinconsciente sobre lo que has vivido y visto, en tus vacaciones. Finalizando con diez repeticiones a cada una de las personas a las que no has visto durante una semana (sabiéndolo todo más y mejor que el abecedario internacional fonético o los horribles Phrasal Verbs de inglés que te has tenido que estudiar para poder comunicarte).

  4. Por último, localizar todas las direcciones electrónicas y fotografías (en las que sales más o menos decentes) de las personas con las que has vivido o conocido durante esa semana; lo cuál resultará superagobiante. Pero no hay problema, tus 10 o 20 nuevos amigos estarán igual que tú, descubrirán cómo te llamabas y de dónde eras (no te preocupes, sabrán quién eras, aunque para ello habrían de consultar tu perfil primero).


Pero bueno, cuando vuelvas a la rutina y analices los lugares en dónde has estado, descubrirás que te quedan cosas por ver, por hacer y gente a la que conocer.

Sonreirás al recordar las situaciones que viviste (cuando intentaste atravesar un cristal creyendo que nadie te observaba); lo que hiciste (bailar la macarena); o la gente que conociste (las borracheras de los “guiris”). Analizarás los “cotilleos” y descubrirás que eras la única persona que quedaba sin saber que Ricky Martín era Gay (¡increíble!); sin embargo, decidirás no quitarlo de la carpeta del instituto por si cambiase de opinión y volviese contigo.

Para que, por último, te sientes en tu mesa de estudio, analices los numerosos folios que tienes que estudiar; te cagues en todo; vuelvas a los folios, leas un mensaje de texto; confundas quién te lo envió; te olvides de que conoces a una tal Mirian; caigas en la cuenta; te vuelvas a cagar en todo; analices tus apuntes; te cagues en todo; cojas este diario, analices tus semivacaciones; y termines cagándote en todo porque se han acabado, fuera haga frío y tus apuntes te digan:


BIENVENIDO A LA REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE LA RUTINA DIARIA. Llamen antes de pasar hasta el 24 de junio”.

Leer más...

jueves, 25 de marzo de 2010

Historias disparatadas: La creación


11.00 A.m. STOP. Estoy en mi celda de estudio. STOP. Agotada. STOP. Cansada. STOP. Desquiciada. STOP. En mi momento de máxima creatividad. STOP DOBLE.

Que, ¿qué es lo que puedo hacer? Veamos, después de 5 horas rodeada de apuntes de diversa índole, es obvio que mi mente se encuentra en un estado de shock importante. Por eso, mis "coleguitas", los clinex (denominación fina de los "pañuelos de papel") y yo decidimos actuar juntos.

Como consecuencia, es curioso lo que se puede lograr con unos cuantos "mocos" y pañuelos de papel. ¡Increíble! ¿Cómo pude gastar mis ahorros de mes en comprar barro o pasta para modelar, teniendo tanta riqueza gratuíta junta, además de uso particular?

Es curioso. Millones de niños usando plastilina para llevar a cabo sus creaciones, teniendo en cuenta que con un simple pañuelo puedes crear lo que quieras: véase una pajarita de papel o una simple rosa.

Aunque, analizándolo fríamente se podrían ver las consecuencias o impedimentos:

1º. No podrías regalárselo a nadie.
2º. Con el tiempo podría cambiar de color.
3º. Resulta poco higiénico.

Lo curioso es que, pese a las contraindicaciones o advertencias de seguridad, debemos de decir que, el modelado con pañuelos de papel, favorece al medioambiente; porque todo sea de paso, reciclar no se puede negar que se recicla todo, todo.

Por eso, desde aquí, debemos de hacer un llamamiento a todos aquellos que os coméis los mocos tanto a escondidas (en la oscuridad), como de una manera íntima ante los ojos de otros (por ejemplo, en el interior de un coche, ¡por Dios, que se os ve igual!); todos aquellos que rehutilizáis el pañuelo más de 400 veces cuando estáis acatarrados; que os comistéis las tizas del encerado del colegio, para probar su sabor o porque os recordaba a alguna gominola; o quizás. a aquellos que véis vuestra frustración reflejada en obras de arte sin "aparentemente estilo o creatividad", por ejemplo, los garabatos (Pero, ¡por Dios! Aunque una vez alguién enlatara, "Piero Manzori", sus propios deshechos, "mierda", y luego lo llamara a eso arte, "Merda d´artista", no quiere decir que debamos de hacer lo mismo, aunque material no nos sobre).

Llamemos a la poca compostura que nos queda y no volvamos a nuestros orígenes del Homo Erectus, ¡qué ha llovido bastante desde aquella! ¿no creéis?

Pero bueno, como en toda regla, siempre hay una excepción. Desde aquí, hago un llamamiento a que vuestra "creatividad moquil", sea transmitido a nuestra "queridísima"chupiministra de cultura, actualmente en el Gobierno de España de ZP, Ángeles González- Sinde (para los que no tengáis ni idea de quién es, debéis buscar en la wikipedia, que para algo está Internet, para hacerlos la vida más fácil); a la que no le importará nada que le envien vuestras creaciones, ya que como ella misma dice, trata de defender a nuestros queridos artistas. Eso sí, tened cuidado y espero que hayáis pagado el cánon a la SGAE, por si las moscas, no vaya a ser que os cierren vuestra página web (dónde tengáis colgados las imágenes de vuestras obras) o os precintesm vuestro humilde hogar.

Sin embargo, no hay que preocuparse, pese a estos espécimenes de la política, Internet sigue siendo libre, o por lo menos así lo parece.

¡Un saludo Chupiministra!


Cristinita siempre atenta a la actualidad cutril, transmitiendo para los que se paren sus ojos a leer esto.


Leer más...

viernes, 12 de marzo de 2010

Diario de... Cristinita



Marzo de 2010

"Los carnavales"

Después de saberlo que se siente siendo una auténtica Belén Esteban, he descubierto que me he realizado como persona, sí, Cristinita, se ha realizado casi por completo. Y digo "casi" porque si realizarse como persona implica el nombre de la Belén Esteban, es que muy mal tienen que ir las cosas.

Pero empezaré por el principio. Hola, buenas, ¿qué tal? ¿Me echabas de menos?... (silencio). Uf, la cosa está peor de lo que me imaginaba. Sin embargo, iremos al grano.
Después de semanas encerrada en mi celda de clausura (estudio), yo, la joven no protagonista de Karate Kid, Cristinita, pensé que necesitaba un cambio, una motivación.

Miré mis 20 perfiles registrados en redes sociales, tuve 15 conversaciones online a través de los muros y comentarios de fotos (además del msn); ignoré a 2 y lo vi claro; no podía quedarme en casa desaprovechando mi tiempo libre ante mi nueva vida virtual paralela.
Observé la participación del concurso de la "filloa" de mi barrio, le pedí permiso a la madre superiora del convento y, como una choni, salí a la calle.

En el exterior, la calle mostraba un panorama desolador. Había vampiros de 5 años y medio metro de altura; princesitas disney de tamaño portátil junto a una hippy pija divina de la muerte, Cristinita.

Allí estaba yo, con el semblante en alto, mirando a través de mis gafas más negras que el rey mago Baltasar, a la "plebe" que pasaba a mi lado; sin mirarme (o eso creía) a los que contestaba con una sonrisa maravillosa.

Atravesé la ciudad, mantuve el equilibrio en la oscuridad sin quitarme las gafas y tuve que soportar que me preguntasen:

- "Te estuve observando y no logro identificarte, ¿tú de qué vas disfrazada?"

A la que amablemente, como alguién de mi clase puede hacerlo contesté:

-"Jo tía, qué fuerte me parece, pues, osea, voy de hippy pija. Voy superdivina." (Silencio) "Paz y amor, hermana".

Ese día comprendí que, a pesar de ser la única no menor de edad, de altura adecuada, de toda la ciudad, fue una de las pocas veces en meses que más me reí de verdad y disfruté, incluso, más que la Belén Esteban en un plató de televisión contando su vida.

260 minutos de estiramientos faciales gratuítos, risas, risas y más risas; junto con una escasa o nula poca vergüenza. Ese día, los "raritos" pudimos mostrarnos ante la sociedad en nuestra total plenitud. Pero ésta, nos miraba de reojo porque nos tenía miedo; y pensando que "¡esta es la generación del futuro!".

Pero, ¿sabéis que os digo? ¡Que nos quiten lo bailado!

Frase célebre del mes:

"Algunas veces hay que saberse reír de uno mismo para comprender lo que realmente importa, osea, mi vestido de Lacoste tía, iba superdivina,....Bueno, no os olvidéis: Paz y amor hermanos".
Leer más...

miércoles, 17 de febrero de 2010

Historias disparatadas: Yo no tengo San Valentín, ¿qué pasa? A que te...


A veces me pregunto quién fue el espabilado que le dió por inventar ese día, y no me equivoco en lo de espabilado, porque pagar 5 € por una rosa roja es de escándalo público.
Pero, ¿no se dan cuenta de que compensa comprar el rosal entero y una vez al año cortar las rosas?
Si los "enamorados" hiciesen un análisis del gasto económico de ese día multiplicado por:

- Día de los enamorados.
- Primer año juntos.
- Primer tremestre juntos.
- Primer mes juntos.
- Primera semana juntos.
- Primera entrada mosquitera en el pub.
- Etc.

Es decir, el Presupuesto General del Estado no llegaría ni para pipas. Porque a esto hay que añadir la antigüedad y los cumpleaños; sería algo así como una ITV que cada año aumenta.
Pero bueno, no os asustéis, no me he dado un golpe en la cabeza y no me he convertido eb Elena Salgado, la chupiministra de economía. Sin embargo, me veo en la obligación de transmitiros mi positivismo habitual y confesaros que:

"Pocas parejas aguantarán el primer año" (por ser positiva), así que, el gasto de los "enamorados" se reducirá al primer año. Aunque todos sabemos que puede aumentar si hay "cuernos" o adulterio. Pero eso, ya es otro tema.

A nivel personal, decir que este día es empalagoso: millones de imágenes de parejas "enamoradas" (de puertas para fuera); y millones de corazones colapsan tu mail, tus perfiles y casi tu móvil (porque la gente es algo "cutre" y pasa de enviarte por ahí nada). A parte de señalar los mensajes que lees de ciertos individuos, como tu compañero de viajes del colegio, que no sabes nada de él; con el que apenas hablas o incluso, del que te interesa saber de su vida tanto como meterte a exploradora en el Polo Norte.

Pues sí, ése, ése mismo, te pone de mensaje personal en su perfil:

"Feliz San Valentín amor mío, ¡qué feliz soy! Eres mi prometida, mi sol, quiero que me pertenezcas siempre".

Es que la gente está muy aburrida, tiene mucho tiempo libre o, simplemente, no lee las encuestas sobre las relaciones de pareja.

Confieso que hoy no me han regalado nada, pero sí que he regalado, no sólo a mi eterno enamorado Cachuli (un poco de alpiste light para periquitos); sino a mi pequeño tulipán con carácter, mi madre, que estaba hoy de vacaciones.
No es que mi situación sea triste, pero tener que pagar el doble por un regalo camuflado con pegatinas de corazones, lo es.

Pero, ¿qué pasa? ¿Ese día todo el mundo ha encontrado a su media naranja? ¿O qué? Pues que sepáis que este cítrico cuando se seca se llena de moho y hay que tirarlo.
¡ Con lo bien que se está siendo una "single"! Además, si quieres tener a alguién ahí, aunque sea momentáneamente, ya no hace falta ni salir a la calle, gracias a páginas como:
"todoloqueseaencontrarparejasgratisinningúndefecto.com", te lo facilitan.
Aunque, tened por seguro que siempre podéis encontrar a alguién conocido y entonces, en ese instante, vuestro anonimato dejará de serlo.
Correréis a borrarlo 6 o 8 veces, para recuperar vuestra integridad. Pero, no os preocupéis, como no tenéis ni idea de cómo funciona la página, todo el mundo habrá visto que has intentado borrarlo 8 veces dándole al botón de "actualizar" y sí, esa persona de la que has gritado y corrido al verlo, también te ha visto.
Ahora ya puedes camuflarte con un pasamontañas y salir del país, porque ya sabe que hasta tú te metes en ese tipo de páginas.

Uff, creo que me he liado, por dónde iba...Ah, "Beneficios de una single":

Tras una escucha breve, pero intensa de un grupo de amigas, llegué a la conclusión acerca de algunas de las ventajas de ser una "single":

1. No tienes una escolta cuando sales de marcha con tus amigas/os, impidiéndote conocer gente. Debido al microchip "Denominación de origen", que tienen grabado todas las parejas.

2. No hay cargas familiares (el perro, los periquitos, los rolletes, los amigos agobiantes y madres controladoras, no cuentan).

3. Eres semiindependiente. No olvides que la hipoteca, las salidas, los detalles, las vacaciones, la comida, el autogusto, etc; van a influir en tu bienestar, para vivir sin preocupaciones. Lo siento, aún te hacen falta 5000 puntos de la tarjeta Visa Oro para ganar la plenitúd.

4. Eres inteligente. Lo sabes, aunque en este momento puede que tengas la autoestima por los suelos. ¿Acaso no ves las desventajas de tener un "muñeco de Lego" pegado a tu mente? Si es por los corazoncitos decirte que un día al año no compensa en comparación con 364 días de autoconocimiento.

5. No tienes por qué aguantar amigos que no te caen bien o no soportas de tu "muñeco de Lego". Simplemente, porque te rodeas de personas con las que quieres estar y a las que no, las ignoras o mandas a la Gran Bretaña.

6. En cuanto a las satisfaciones mutuas acerca de la sexualidad, decir que todo puede sustituirse.

Así que, ya no hay ninguna duda, tener una vida "single" está llena de satisfaciones. ¡Si hasta Cupido es single!

Por eso, voto por un día 14 de Febrero de "singles" (solteros), que al fin y al cabo, somos los que más nos lo merecemos.
Leer más...

martes, 16 de febrero de 2010

Diario de... Cristinita

Febrero de 2010

Al empezar Febrero, los buenos propósitos que me había planteado el mes anterior parecíam que sólo durarían unas escasas semanas. Mi madre, a la que, con su apoyo, tantos ánimos me brindó, no paraba de repetirme:

"¡ Cómo no te pongas a estudiar Cristinita no te va a llegar el tiempo!" o "¿No te pones a estudiar ya? Si dejaras el ordenador..."

Es decir, una voz de la conciencia (en ausencia de mi hermanísima), me hablaba gratuítamente, como una operadora de teléfonos, cada 5 minutos, o cuando en su tiempo libre le daba por fijarse en mí. Como consecuencia, decidí ponerme a ello (aunque cada "x" tiempo dejaba un excesivo tiempo de relax, debo de confesarlo). Por eso, queridísimo diario, te pido disculpas por no haberte actualizado antes. Por favor, si te ha sentado mal pulsa 1, para la configuración del menú personal pulsa 2; para dejar de leer, simplemente déjalo ya; para todo lo demás a seguir esperando, pero no se promete nada que por algo estamos en crisis!
Leer más...

lunes, 4 de enero de 2010

Los personajes: Mirianix y Cristinax


Estamos en el año XXY. La Galia vuelve a estar ocupada por los pueblos romanos....¿Toda? No! Una ciudad poblada por intépridos personajes persiste siempre a su invasor. Como consecuencia, la vida no les resulta sencilla para los pobres legionarios romanos en sus reducidos campamentos limítrofes a la ciudadela.

Mientras, en la ciudad, el druída Megatrix prepara una pequeña pócima mágica (que no hace nada a quien la consuma pero alimenta). Está lloviendo mientras que, en los límites de la ciudadela, 200 legionarios romanos se encuentran al acecho, esperando un mensaje traído desde Roma.

Sin embargo, en un bosque cercano, se está llevando a cabo una terrible lucha.
En los límites de la Galia, dos jovencitas, Mirianix y Cristinax, se enfrentan a la guardia del emperador Orozquito Augusto, hijo de Nerón, emperador de toda la tierra del suelo; que se encuentra realizando un paseo saludable cardiobascular cerca de un río.

Los miran con recelo, cuentan la cantidad, realizan una operación matemática y comienzan a reírse. Los romanos, al ver aquello, ponen cara de muy pocos amigos e intentan apresarlas.

Plin Plan, 50 romanos aparecen en el suelo junto a una piedra inconscientes. Mientras que otros 500, el resto, observan con incredulidad y desaparecen en el instante en el que las dos jovencitas pestañean.

¡Mira que son ilusos estos romanos!
Leer más...

Se comenta por ahí...

Lo más visitado