domingo, 8 de agosto de 2010

Historias disparatadas: Cosas que no deberías decir, pero que siempre se dicen. Vol.I



  • "¡Uf, permíteme dudarlo!"
La primera frase de esta nueva sección del blog es quizás una de las más profundas y repetitivas que llevo escuchando a lo largo de toda mi vida. Esta frase, maldita cuando es pronunciada, indica duda; confusión y que, para la persona que la dice en voz alta, será la perdición. Puesto que está demostrado que aquello de lo que desconfía se llevará a cabo justamente todo lo contrario de lo que inicialmente creía que sucedería.

  • "Yo no digo nada, pero..."
¿Quién jamás escuchó alguna vez a alguién decir esta mítica frase? Usuarios tipo han sido quizás, las más comunes las madres, las abuelas, algún que otro amigo "tocanarices" o esa gente cercana a la que llamaremos "familia". Pero, ¿cuáles han sido sus efectos? Quizás los más comunes fueron las "dudas existenciales"; "darle vueltas a las cosas" o, simplemente, que los nervios aparecieran en forma de "cabreo monumental". Las razones son claras, cuando se menciona esta frase corta, a pesar de no decir nada, siempre, siempre se dice algo a modo de coletilla para puntualizar y dar una opinión "en cubierto"; convirtiéndose en un ataque psicológico que deberemos de analizar y tener muy en cuenta , que siempre se dice desde "el cariño". Al que se verá acompañado de un "ya te lo dije yo..." o "ya lo sabía, si me hubieras hecho caso desde un primer momento..." Ante esto, sólo queda una cosa, armarse de paciencia y de mucha, mucha calma.

  • "Ya te llamaré".
No te preocupes, no lo hará. Cuando escuches esta frase demasiado frecuente en nuestras vidas deberás de tener una cosa muy clara, deja de estar pegado al teléfono porque, simplemente, no te llamará. No porque no tenga tiempo, ocurriese un ataque nuclear o estuviese rescatando un gato que estaba en un árbol; si no que no tiene la menor intención de llamarte y no pensará en hacerlo próximamente.
Ventajas: puedes hacer cualquier tipo de actividad que te propongas; no habrá nadie que te fastidie el plan y no estarás pegado a un teléfono esperando una llamada (y dejarás de mirar el móvil, por si ha llamado y no te has enterado).
Leer más...

Se comenta por ahí...

Lo más visitado