viernes, 14 de septiembre de 2012

Historias disparatadas: Cómo pasar desapercibida cuando te apuntas a un gimnasio.

Cosas que no deberías de hacer en un gimnasio si se quiere pasar desapercibida.

Cosas que no se deben hacer en un gimnasio si se quiere, simplemente, pasar desapercibida:

1. Perder de vista el aparato de tonificación, ya que puede que te desmonten la maquinita y estés con cara de gilipollas buscando el mismo que te había enseñado la monitora.

2. Intentar levantar la barra aunque esté sin pesas a pesar de que los musculitos del gimnasio te estén mirando con una sonrisa maliciosa.

3. Intentar no necesitar continuamente de tu monitora para que te salve de morir aplastada por una máquina como un sándwich.

4. Intentar ser amable y dulce cuando te piden el uso de un aparato y cedérselo encantada de la vida sin que te miren con cara de gilipollas aunque lleves 30 minutos levantado 3kg de peso.

5. Intentar que los brazos vayan al mismo tiempo que las piernas en tu clase de danza del vientre, cuando intentas seguir el ritmo de la monitora y no acabar equivocando a tus compañeras con tus movimientos.

6. Intentar no mirar a la cara de la única persona del gimnasio que conoces (ni a sus pesas) porque puede que no lo vuelvas a ver más o cambie su horario debido a los nervios si te ve qué te partes cada vez que hace minigrititos al levantar las pesas.

7. Último y no por ello menos importante, intentar mantener un look presentable cuando entras y sales del gimnasio. Sabemos que llevar maquillaje es complicado, pero parecerte a un muñeco Michelín para no coger frío por el cambio de temperatura, no resulta muy sexy y supera todas las expectativas de pasar desapercibida, porque, simplemente, veinte pares de ojos te seguirán con su mirada incrédulos ante semejante indumentaria y se preguntarán cómo pudiste encontrar semejante equipación.


Leer más...

Se comenta por ahí...

Lo más visitado